domingo, 6 de marzo de 2011

Cobayas

Cobayas de Pelo Corto-Liso


Hola, en este blog os voy a hablar de unos animales muy peculiares, "Cobayas", hay mucho tipos de cobayas, en especial os voy a hablar de la cobaya de pelo corto.
La cobaya es un animal del género de los roedores, puede llegar a pesar hasta 1Kg.

Cuidados
Alimentación
Apareamiento
Embarazo
Parto
Lactancia
Sexo

5 comentarios:

  1. Hola, muchas gracias por tu blog, me ha parecido muy interesante. Querría hacerte una pregunta, tengo varias cobayas, tres hembras y dos machos, por supuesto, separados unos de las otras. El problema es que los dos machos han convivido pacificamente hasta ahora (el "pequeño" fue introducido junto al mayor cuando ambos tenian un mes uno, y un año el otro; hasta ahora todo bien, el pequeño seguia al mayor a todas partes, paseaban juntos por casa, comian y dormian juntos...pero ahora, que el pequeño tiene unos seis meses, han empezado a pelearse, acosarse, chasquearse los dientes e incluso morderse, asi que hemos tenido que separarlos...es verse por casa y lanzarse uno contra el otro, no me lo explico, porque ha sido algo repentino...¿crees que es algo que pasará, cuando el pequeño crezca un poco y se le "tranquilicen las hormonas"? muchas gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  2. Holaa!!! Estoy haciendo un blog sobre cobayas y me gustaría compartir enlaces contigo para poder ofrecer más información y links interesantes a los lectores, te gustaria?
    Mi blog es:
    http://blogdecobayas.blogspot.com.es/

    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Hola que tal tengo una duda la verda yo jorge le hice daño yo a mi cuyo lo siento... tomé a mi cuyo cargandolo de sus pies i le Di agua pero como que se la metí muy afueras le Di mucha.... luego luego empezó a temblaré su parte de abajo de su panza I esta temblando no se que le ose i creo que esta embarazada ayuda Por favor

    ResponderEliminar
  4. Necesito saber si esta bien o que le provoque

    ResponderEliminar
  5. Hola. Me interesa saber todo sobre la esterilización y el celo de las cobayas.

    ResponderEliminar